BAAF – Badalona Asociación Afectadas de Fibromialgia

Asociación dedicada a enfermos de fibromialgia y fatiga crónica

LA SENSIBILIDAD A LA TEMPERATURA EN LA FIBROMIALGIA

LA SENSIBILIDAD A LA TEMPERATURA EN LA FIBROMIALGIA

La sensibilidad a la temperatura ambiental es un síntoma común que sufren muchas personas con fibromialgia; pues de acuerdo a la variación del clima pueden sentirse o muy acaloradas, o con mucho frío.

Estas personas suelen sentirse más cansadas cuando hay calor, en cambio, perciben un aumento del dolor cuando hace frío. Esta es la razón por la que la gente con fibromialgia se sienten mejor en los meses de marzo y abril, y tienden a empeorar en diciembre y enero.

calor

Las bajas temperaturas pueden provocar una sensación extrema de frío en todo el cuerpo, pero sobre todo en las manos y los pies, y como reacción pueden tomar una coloración rojiza, morada o pálida.

Las altas temperaturas, en cambio, tienden más a agravar la fatiga, sudoración y los problemas cognitivos. Se llega a tener una intolerancia importante hacia el Sol, pues provoca una sensación de irritación y molestia en la piel.

 Además de la temperatura ambiental, existen 4 factores climáticos que también afectan a las personas con fibromialgia:

1. Presión atmosférica. Es la presión que ejerce la atmósfera en una localización específica. Cuando el clima es cálido la presión atmosférica es alta y provoca que las personas se sientan mejor. Cuando hay una tormenta, la presión atmosférica baja de repente, lo que provoca el incremento de dolor en las personas con fibromialgia.

 2. Humedad. Se refiere a la cantidad de vapor que hay en una unidad de aire. En un ambiente poco húmedo, las personas con fibromialgia pueden sentir dolores de cabeza, rigidez, mayor dolor corporal.

granizo

3. Precipitación. La lluvia, el granizo, la nieve o el aguanieve suelen causar una mayor cantidad de síntomas, y agravan al dolor y la fatiga; esto probablemente porque se acompañan de cambios de presión atmosférica.

 4. Viento. Ya sea manifestado como una ligera brisa o un ventarrón, el viento ocasiona la disminución de la presión atmosférica, lo que significa que puede ocasionar fatiga, dolores de cabeza y corporal.

Es por la existencia de estos factores que el dolor puede variar según la hora del día, el nivel de actividad, la temperatura o bien el clima.

A la fecha no se sabe exactamente qué es lo que provoca esta alteración de la sensibilidad en las personas con fibromialgia.

Fuentes:

http://www.arthritis.org/espanol/fibromialgia.php

http://www.fibromyalgia-symptoms.org/fibromyalgia_weather.html

http://healthmattershow.com/fibromyalgia-and-weather-change/

http://www.aqua4balance.com/Health-Conditions/fibromyalgia/fibromyalgia-weather-related-symptoms.html

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: